The Walking Immigrant (cuentos)

16 cuentos escritos con humor y sobriedad sobre la dura experiencia inmigrante en Canadá, es la propuesta de Francisco García en The Walking Immigrant.

Alexandria Library, 2015.
Número de páginas: 165.
Disponible en la librería Las Américas.

Para Francisco García, los inmigrantes son una especie de zombis. Desterrados, exiliados, apátridas, los inmigrantes intentan reconstruir su identidad desde el desarraigo, y su nación desde la memoria. A veces se logra,n a veces no, pero siempre lo intentan. The walking immigrant (cuyo título ya sugiere tal analogía) es, a grandes rasgos, una divertida, cáustica y a ratos enigmática crónica ficcionada de esos intentos.

Por supuesto, es mucho más. No en vano, el escritor cubano Enrique del Risco – también inmigrante como García-, define este libro como una “épica del desarraigo”, pero principalmente, como una forma de demostrar que todo escritor es, en esencia, un espécimen extraño que debe hacer del contacto con sus experiencias una manera de buscar sus realidades más íntimas. Es decir, que toda experiencia, por dura que sea, se convierte, tanto en la literatura como en la vida, en un ejercicio de humanidad. Así que los cuentos que conforman este volumen son, en realidad, una manera de rescatar el lado más humano del duro proceso migratorio.

Un factótum caribeño que, con humor y asombro, relata sus experiencias en trabajos menores mientras intenta sobrevivir en un país frío y lejano, es la voz que narra la mayoría de estos relatos. “Nuestros cuerpos eran un cheque en blanco”, dice el narrador de Ratones blancos, sentado en la sala de espera de una clínica de pruebas farmacéuticas, mientras espera su turno. Pero este trasegar entre trabajos de poca monta es en verdad un pretexto, una máscara, un telón de fondo. Gracias a la sobriedad del lenguaje con que García nos guía por su páginas, nuestra atención se concentra en aquello que realmente importa: la soledad, el extravío, la sensación de abandono, la tristeza y la nostalgia de la tierra perdida, pero también la fuerza y constancia con que el inmigrante enfrenta su nueva condición. En La causa del agente Gerber, por ejemplo, el protagonista, un hombre desempleado, obsesionado con la limpieza de los baños públicos, encuentra una conexión metafísica con estos espacios; una suerte de refugio, un paraíso límpido que funciona como antítesis al país esquivo e indiferente, pero angustiosamente real, de su exilio.

En este primer número de Hispanophone publicamos el cuento Navidad, un excelente ejemplo del tipo de cuentos del libro, escritos con pulso certero, lenguaje sencillo, directo, aséptico, en donde ninguna palabra, pero tampoco ningún silencio, sobra. Y al final del día – y de los cuentos -, luego de una jornada dura de trabajo, todo se resuelve en esos finales abiertos que Francisco García tiene a bien regalar a sus lectores, y que encierran, en definitiva, la esencia misma de este libro: la vida es un enigma sin solución, un volver a levantarse y seguir caminando, pero un enigma hermoso al fin y al cabo.

GFR

Hispanophone, abril 2016.