Pérou Gourmet Canadá: La comida también es cultura

Premiados: Raphael Robert (Canadá), Andreea Couciu (Rumania) y la ganadora Ru Zhang (China). Foto: CCPCM.

Concurso sobre culinaria peruana premió en Montreal al aspirante a chef más talentoso e innovador.

Por César Salvatierra

Version française

Se dice que los grandes acuerdos se toman alrededor de una buena mesa. En esta gratificante situación se encontró el jurado de Pérou Gourmet Canada 2017 al momento de honrar, por cuarto año consecutivo, a un aspirante a jefe de cocina y a sus incursiones en la culinaria peruana. Esta vez el premio se lo llevó una estudiante china que responde al nombre de Ru Zhang, y que proviene del colegio Pearson School of Culinary Arts. Su padre, un chef curtido y bien informado, le pasó un dato mientras ella concursaba: “hija, en la comida peruana hay influencia oriental”. Y no se equivocó. Tal como ocurrió en Canadá, en el Perú desembarcaron chinos en gran número en los tiempos grises de la esclavitud del siglo XIX. A su paso dejaron los vestigios de su cultura; también los de su exquisita sazón. Haberse enterado de esa influencia parece que fue decisivo en la motivación de la ganadora, Ru Zhang.

La noche de la premiación, uno de los jurados, la chef peruana Claudia Arcienaga, del restaurante San Ceferino, nos recordó la amplia gama de gustos y olores que componen la afamada culinaria de su país. “Precisamente, uno de esos sabores fuertes es sin duda el de la comida china”. Ese toque oriental no se impuso, sino más bien se fusionó con la cocina del país andino.

Pimientos rellenos, uno de los platos del concurso (foto: CCPCM).

Pimientos rellenos, uno de los platos del concurso (foto: CCPCM).

Durante el concurso participaron más de 30 estudiantes de diferentes escuelas de gastronomía de Montreal que mostraron sus habilidades en la preparación de un plato peruano. Debían elegir uno de cuatro: la causa de beterraga, el ceviche mixto (pescado y mariscos), el ají de gallina cremoso o los pimientos rellenos del sur. Tal como ha ocurrido con los premiados de cada edición, la joven Ru Zhang ha ganado un viaje a Lima con todo pagado para paladear en la fuente misma las bondades de la culinaria del Perú. Será un tour gastronómico de una semana que le garantiza unos kilos de más a su retorno a Montreal. Los boletos los donó Copa Airlines.

El tercer lugar lo ocupó Andreea Couciu, una rumana rubia y alta como casi todas los europeas del este. El segundo fue para Raphael Robert, un canadiense de 19 años consciente de la diversidad exuberante de la comida peruana: “los productos son muy variados así como las formas de maniobrarlos. Son un modo de viajar a través de su calidad. Los ajíes, por ejemplo, con sus tipos, gustos, olores y posibilidades ya son todo un mundo”.

“No es un requisito ser peruano para ingresar en su cocina. Eso lo hace un reto mayor: que una persona no haya tenido contacto con la cultura peruana, con sus productos y sabores nuevos. Es todo un terreno para explorar y eso es estimulante”, nos explicó otro jurado, la chef Ruth Ascoli, propietaria del restaurante San Ceferino, que es en realidad una prestigiosa trattoria modelo de la fusión culinaria ítalo-peruana. San Ceferino es uno de los socios del certamen; su sede en el Perú será visitada por la ganadora.

“La gastronomía peruana mantiene su base pero no deja de ser versátil al tener contacto con otros gustos y técnicas; sin embargo, la base no cambia, nuestros ingredientes son únicos y eso es lo que la diferencia de otras culturas”, puntualizó la chef Ascoli.

Casi al término de la noche, mientras los sibaritas y curiosos degustaban con urgencia la comida peruana dispuesta por el organizador – la Chambre de commerce Pérou-Canada de Montréal -, dos de los invitados coincidieron en un tema cardinal mientras el resto de asistentes empapaba sus conversaciones con un aperitivo derivado del pisco sour: el maracuyá sour, cortesía del Consulado General del Perú en Montreal. Se trataba de José Luis Peroni, presidente de The Trade Office of Peru – OCEX Toronto, y del chef Marcel Larrea, también jurado y dueño del restaurante montrealés Tiradito. Para ellos, la cultura y la gastronomía han ido acercando cada vez más a dos países: no es gratuito que Canadá sea el segundo comprador de quinua del Perú. La buena comida, con su naturaleza, historia y misterio, seguirá abriendo senderos y lazos multiculturales entre los campos más diversos.


César Salvatierra: estudiante peruano de la sección de Estudios hispánicos en la Universidad de Montreal y presidente del Comité Latinoamericano de esa casa de estudios (CLAUM). Se ha especializado en la promoción de la cultura hispanoamericana en Montreal y Quebec. Es redactor y responsable de relaciones públicas de HispanophoneLea más artículos del autor.

Este artículo fue posible gracias al apoyo de:

Montreal

Fotos: CCPCM.

La imagen puede contener: 1 persona, de pie

José Luis Peroni, director de OCX Toronto, uno de los organizadores de Pérou Gourmet Canadá.

La imagen puede contener: 4 personas, personas sonriendo, personas de pie y traje

Daniel Bazán y Ricardo Ruiz, presidente y vice presidente de la CCPCM premiando la sazón de Ru Zhang.

La imagen puede contener: interior

Retablos peruanos: tradicional artesanía andina formó parte del premio.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas sentadas, bebida e interior

Aperitivo maracuyá sour avivó el paladar de los asistentes.

La imagen puede contener: 2 personas, personas sonriendo, personas de pie y traje

Cónsul del Perú en Montreal, Manuel de Cossío Klüver y vice presidente de la CCPCM, Ricardo Ruiz.

La imagen puede contener: comida

Afamado ceviche o cebiche arribó a la noche de la premiación, una cortesía del Consulado General del Perú en Montreal.

La imagen puede contener: 2 personas

Anuncio de la ganadora, la talentosa cocinera Ru Zhang, que paseará por Lima en los próximos meses gracias al premio.